Luego de las declaraciones de Mario Vargas Llosa respecto a que sería un retroceso para México si López Obrador ganara las elecciones, el candidato de Morena le reviró al Nóbel de Literatura.

Previo a su encuentro en un hotel con cerca de 400 empresarios de Chihuahua, Andrés Manuel López Obrador dijo que las declaraciones del escritor peruano, Mario Vargas Llosa sobre su persona “no merecen mayor comentario”.

En forma breve, el tabasqueño dijo que no se va a “enganchar” con nada ni nadie porque es tiempo de “amor y paz”.

No obstante, hizo pública la opinión que tiene del peruano.

“No, nada, nada, no voy a caer en ninguna provocación. – ¿Vargas Llosa tiene sus propios intereses en Mexico? – se le cuestionó. Es su manera de pensar. Es buen escritor pero es mal político”, respondió.

Luego de la breve respuesta, López Obrador indicó que no diría más al respecto para no caer en ninguna provocación.

“No me voy a enganchar, es amor y paz”, concluyó.

Isabel González-Excélsior

Comments

comments