La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inició el expediente de oficio por el hostigamiento a ocho mujeres mixes, habitantes de la localidad de Santiago Malacatepec, en la Sierra Norte, a quienes sus vecinos encarcelaron por presuntamente ejercer la “brujería”.

Arturo Peimbert Calvo, titular del órgano defensor dictó medidas cautelares a la Secretaría de Seguridad Publica, a la General de Gobierno y la Fiscalía General de Justicia para que de manera urgente resuelvan el manejo de esta “crisis” y salvaguarden la integridad física del grupo de indígenas.

El ombudsman dijo que luego de diez días desde que se conoció de que en Malacatepec, municipio de San Juan Mazatlán, un grupo de mujeres fueron encarceladas por determinación del pueblo, las autoridades del gobierno estatal han sido omisas al implementar medidas para solucionar este conflicto social, en la zona del Bajo Mixe.

Podemos percibir que hay una violación clara a los Derechos Humanos en este momento por parte de las autoridades estatales, y las comunitarias”, dijo.

Mientras tantas versiones de pobladores de localidades cercanas denunciaron a este medio informativo que el grupo de mujeres mixes llevan 10 días encerradas en la cárcel de la localidad, en tanto no cubran la sanción administrativa impuesta por el pueblo y avalada por Gregorio Andrés Cornelio, autoridad de Malacatepec, que consiste en el pago de una multa de cinco a 10 mil pesos por persona, de lo contrario amenazan con expulsarlas,

Con el argumento de que se rigen por el sistema de usos y costumbres, el pueblo determinó ese ‘castigo’ de manera unilateral”, comentó Juan, un campesino del pueblo vecino de San Juan Mazatlán.

“Lamentablemente no podemos acudir en su defensa, pues correríamos la misma suerte que ellas”, explicó.

 

Con información de Excelsior

Comments

comments