Los principales liderazgos de la izquierda en la zona norte del Istmo de Tehuantepec sellaron un pacto de unidad y se dijeron cohesionados en torno al candidato al Senado de la Coalición “Por México al Frente”, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva.

Ante los dirigentes de los Partidos de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) y Acción Nacional (PAN) de Matías Romero, Ciudad Ixtepec, Zanatapec, Santo Domingo Ingenio y Unión Hidalgo, el abanderado convocó a dialogar con los ciudadanos a través de la verdad y desde el corazón.

Reconoció que la ciudadanía ya está harta e incrédula de los políticos mentirosos y los partidos que no representan las causas sociales de las comunidades, que sólo se aparecen para pedir el voto. “La gente ya no quiere mentiras e inventos, ya no cree en promesas; está escéptica porque durante años ha sido engañada”, lamentó.

Recordó que en su caso ha ganado tres veces su distrito (Miahuatlán) en las urnas y explicó ante los líderes de las comunidades istmeñas que rechazó una candidatura plurinominal porque quiere caminar y representar desde el Senado su única causa: Oaxaca.

Condenó que en el PRI sigan tratando al estado como una monarquía, donde papás y sus hijos ocupan todos los cargos y candidaturas como si fuera su patrimonio. “Me cerraron una puerta pero se abrió una más grande, estoy mejor aquí en el frente”, refrendó entre porras y muestras de cariño de la izquierda tradicional istmeña.

Por su parte la candidata a diputada federal por el distrito de Juchitán, Aurelia Benítez, alertó a los liderazgos que el PRI-Gobierno está tratando de dividir la coalición entre el PRD, PAN y MC, ante el importante crecimiento que tiene el aspirante al Senado en las preferencias de la ciudadanía.

“Tenemos al mejor candidato en Oaxaca, Héctor Pablo es un hombre honesto, humano y trabajador, lo vimos después de los sismos de septiembre, fue el primer funcionario en llegar a la región para apoyar a los damnificados”, recalcó.

Comunicado

Comments

comments