Para las y los diputados locales del PRD, la visita del Presidente Enrique Peña Nieto a Oaxaca era innecesaria y muestra de ello es que alentó el conflicto con el magisterio oaxaqueño y diferentes sectores sociales.

En un comunicado de prensa, las y los diputados Carol Antonio Altamirano, Horacio Antonio Mendoza, Eva Diego Cruz, Paola Gutiérrez Galindo, Silvia Flores Peña, Tomás Basaldú Gutiérrez y Toribio López Sánchez, consideraron que la visita del mandatario federal lejos de representar inversiones, provocó el descontento social y muestras de repudio.

Las y los legisladores del Sol Azteca lamentaron que para su visita, se haya desplegado a miles de elementos de la Policía Federal, lo que representó una ofensa para la población oaxaqueña ya que mientras el 2017 ha sido calificado como el año con mayor inseguridad y violencia, los cuerpos policiacos son utilizados de manera facciosa para intimidar a la gente.

Indicaron que Pena Nieto es el Presidente con menor aprobación en los últimos años del país y que su visita, lejos de representar un orgullo, significó una bajeza política y una provocación.

Los legisladores del PRD cuestionaron que la visita del mandatario federal sólo fue una pantomima y un show porque no representó ninguna inversión nueva ya que el Centro de Convenciones es una obra impulsada desde hace varios años, “los oaxaqueños no aceptaremos atole con el dedo”.

Los legisladores reprobaron la violencia y las agresiones “porque de ninguna manera ni bajo ninguna circunstancia pueden considerarse propias de ningún movimiento democrático; venga de donde venga, la violencia no debe ser aceptada y como PRD la condenamos de manera categórica”

Pero sin dejar de condenar los hechos, señalaron que la visita presidencial careció de relevancia. La verdad, dijeron “lo invitaron a ver la pintadita que le dieron al Centro de Convenciones quese empezó a construir desde hace varios años. No anunció ni inauguró nada nuevo”.

Además, en esta visita presidencial “a todos nos quedó claro que tanto el CISEN, la Policía Federal y sobre todo, por la carencia de prudencia y la falta de oficio político del Gobierno del Estado, minimizaron y calcularon mal los riesgos; hicieron mal su trabajo al no cuidar de manera previa todos los aspectos políticos y de logística que requiere un evento tan importante como una gira presidencial en un contexto de crisis social”.

Para las y los diputados locales del PRD, la visita del Presidente Enrique Peña Nieto a Oaxaca era innecesaria y muestra de ello es que alentó el conflicto con el magisterio oaxaqueño y diferentes sectores sociales.

En un comunicado de prensa, las y los diputados Carol Antonio Altamirano, Horacio Antonio Mendoza, Eva Diego Cruz, Paola Gutiérrez Galindo, Silvia Flores Peña, Tomás Basaldú Gutiérrez y Toribio López Sánchez, consideraron que la visita del mandatario federal lejos de representar inversiones, provocó el descontento social y muestras de repudio.

Las y los legisladores del Sol Azteca lamentaron que para su visita, se haya desplegado a miles de elementos de la Policía Federal, lo que representó una ofensa para la población oaxaqueña ya que mientras el 2017 ha sido calificado como el año con mayor inseguridad y violencia, los cuerpos policiacos son utilizados de manera facciosa para intimidar a la gente.

Indicaron que Pena Nieto es el Presidente con menor aprobación en los últimos años del país y que su visita, lejos de representar un orgullo, significó una bajeza política y una provocación.

Los legisladores del PRD cuestionaron que la visita del mandatario federal sólo fue una pantomima y un show porque no representó ninguna inversión nueva ya que el Centro de Convenciones es una obra impulsada desde hace varios años, “los oaxaqueños no aceptaremos atole con el dedo”.

Los legisladores reprobaron la violencia y las agresiones “porque de ninguna manera ni bajo ninguna circunstancia pueden considerarse propias de ningún movimiento democrático; venga de donde venga, la violencia no debe ser aceptada y como PRD la condenamos de manera categórica”

Pero sin dejar de condenar los hechos, señalaron que la visita presidencial careció de relevancia. La verdad, dijeron “lo invitaron a ver la pintadita que le dieron al Centro de Convenciones quese empezó a construir desde hace varios años. No anunció ni inauguró nada nuevo”.

Además, en esta visita presidencial “a todos nos quedó claro que tanto el CISEN, la Policía Federal y sobre todo, por la carencia de prudencia y la falta de oficio político del Gobierno del Estado, minimizaron y calcularon mal los riesgos; hicieron mal su trabajo al no cuidar de manera previa todos los aspectos políticos y de logística que requiere un evento tan importante como una gira presidencial en un contexto de crisis social”.

Comments

comments